Mural al fresco de Roberto Cueva del Río

La Constitución de Apatzingán de 1814 en el hotel LA POSADA DEL SOL

Después de haber realizado la pintura de gran formato "Los Constituyentes" cuyo tema es la firma del documento del Congreso de la Constitución de Apatzingán por el Excmo. Don José Ma. Morelos y Pavón, en Apatzingan, Mich., el Sr. Fernando Saldaña Galván, importante empresario y dueño del hotel La Posada del Sol, localizado en la Cd. de México, en la calle de Niños Héroes No. 139, Col. Doctores, lo invitó a pintar y reproducir el mismo tema del de Apatzingán, en este caso, un fresco, en uno de los muros de tan importante hotel.

Dicho hotel no permaneció mucho tiempo en poder de su dueño, el Sr. Saldaña, debido a problemas suscitados, de orden financiero, pero durante su permanencia se pudo apreciar que fue un lugar muy importante, visitado por personalidades del mundo de la política y del arte. Esa era su intención principal, la creación de espacios de convivencia, dándo énfasis a la cultura y al arte. Esto ocurrió en los años cuarenta, el mural fue pintando entre 1946 a 1948.

Es una verdadera lástima que actualmente esté cerrado, desconociendo su situación actual, porque dentro del mismo, se encuentra obra de arte muy importante, una de ellas, es el mural al frescodel pintor Roberto Cueva del Río. Coincidentemente dicho ex-hotel está ubicado en el corazón de la ciudad judicial, entre tribunales y juzgados.

 
 

(Boceto realizado a la acuarela para el mural al fresco en la Posada del Sol en 1945)

El Hotel Posada del Sol inicia actividades al comienzo de la decada de los años cuarenta, su dueño el Sr. Fernando Saldaña Galván, quiso dar forma a un gran deseo, la construcción de un hotel estilo Art Nouveau, de grandes dimensiones. Aproximadamente 7000 metros de construcción. 700 habitaciones, salón comedor, salón de té, bellos jardines, auditorio, espacio cultural., impresionantes murales, una capilla para invitar a todos los credos a la instrospección, sin enfocarse en ninguna religión en especial.

Invitando a los pintores Roberto Cueva del Río y Francisco Montoya de la Cruz a realizar importantísima obra pictórica en el año de 1947.

Desgraciadamente no duró mucho ese sueño puesto que por lo mismo de la magnitud del edificio, así fue el dinero que se invirtió y el Sr. Saldaña empezó a deber de tal manera que ya no pudo con esas deudas y el gobierno tuvo que quitarle su propiedad. Pasando entonces a esa instancia gubernamental, desde hace ya muchos años. El inmueble ha sido sede de varias dependencias como la Produraduría de la Republica, Instituto de la Vivienda, etc. A raíz de ese evento se descuidó y nunca más se le dió mantenimiento, quedando descuidado, abandonado al paso del tiempo. Aunque preserva su belleza, está cerrado a todo público, solo es utilizado como bodega del gobierno de la Cd. de Mexico, así como también es rentado para la filmación de peliculas, series de televisión, documentales, etc.

Como está totalmente abandonado, descuidado, vidrios rotos, por fuera tiene un aspecto aterrador, inclusive existen leyendas urbanas que dicen que es el Hotel Embrujado. Yo digo que tiene un embrujo cautivador, sigue preservando su extraña belleza. Parece mentira, han pasado más de 70 años y algunas piezas de madera, murales, siguen estando en buen estado. Aunque sí que necesita de muchos cuidados.

La Posada del Sol es una joya, que a la vez contiene muchísimas joyas en su interior. Lleno de arte por dondequiera. Piezas de cantera, hermosos murales, maderas finas. Es una verdadera lástima que esté cerrado, y no se haga nada. Por lo pronto, yo sigo procurando que el mural esté en condiciones buenas, el INBA, está al cuidado de esas piezas de arte, dicen que el mural está estable.